Declaración de vida

¡Buenos días mundo!

Hoy te voy a comer, así, tal y como te lo digo. Porque nadie puede conmigo. Los momentos difíciles, como ya ves, me han hecho más fuerte. No habrá nada que me haga caer, y, si me caigo, será para coger impulso y seguir adelante.

No me voy a venir abajo por cada problema que se cruce en mi vida. Voy a evitar todo aquello que me dañe y sobre todo a aquellas personas que impiden que siga creciendo. Evitaré a aquellas que se atrevan a pararme lo pies, porque, ¿sabes qué? Me dan pena, porque esas mismas personas que se limitan a sí mismas son las mismas que intentan cortar las alas a los soñadores, a los que luchamos por nuestros sueños y no nos conformamos. Porque la vida sin nosotros sería en blanco y negro. La vida está para luchar, para atreverse, para experimentar. No debemos conformarnos con lo que tenemos. No debemos acomodarnos y coger el camino más fácil.

Porque hoy estás aquí, mañana… ¿quién sabe? No quiero llegar a los ochenta años y sentir que podría haber hecho mejor las cosas, que podría haber hecho otra carrera (o ninguna) y haber estudiado aquello que me apasionaba en vez de estudiar aquello que me iba a facilitar un buen (y amargado) trabajo; que debería de haber emprendido en algún proyecto que me motivase aunque supusiera endeudarme hasta las cejas y que no funcionase los primeros meses, los grandes imperios no se hicieron en un día. Porque al fin y al cabo, como dijo un gran hombre “trabaja en algo que te guste y no tendrás que trabajar”. ¡Pues qué razón! Merece la pena malvivir meses o incluso años, para sacar adelante tus sueños. Pienso que más vale trabajar en algo que te apasione (aunque no te dé para comprarte un yate), que trabajar en aquello que te lleva por el camino de la amargura. Total, nos pasamos toda la vida trabajando, y es mejor hacerlo en algo que nos guste.

¿Y qué me dices de esas relaciones tóxicas? ¡A la mierda con ellas! Aquella persona que me da más penas que alegrías puede coger la puerta y largarse, ¡que no estamos para llorar por las esquinas! Demasiadas barreras me pone la vida para que encima mi pareja me ate. Soy joven, tengo que vivir, y si tú me lo impides, ya encontraré a alguien que esté dispuesto a emprender camino conmigo. No voy a estar con nadie por costumbre o porque crea que no encontraré a alguien mejor. ¡Claro que hay mejores personas! Estaré con quien me dé vida y no me la quite, con quien me mire con deseo y no con celos, con quien haga el tonto y no mire hacia otro lado con vergüenza. Quiero reír, llorar (pero de alegría), puede que discutamos, pero luego haremos el amor como si se fuera a acabar el mundo. Perdonarnos rápidamente porque no aguantemos estar enfadados.

No me voy a conformar en la vida.

Esta es mi pequeña y breve declaración de fuerza hacia la vida.

MI vida.

Porque es mía y la vivo yo.

 

 Srta Maravilla

Srta Maravilla
Srta Maravilla
srtamaravilla@loquemeencantariadecirte.com