Psycho but cute

“Psycho but cute”. Puedo ser una psicótica pero muy adorable si sabes entenderme y cómo tratarme.

Siempre he sido muy revolucionaria luchando por mi libertad. Libertad para tomar mis propias decisiones.

En cada batalla, siempre he llevado la palabra independencia por bandera. No me gusta depender de nadie, en ningún aspecto, pero nunca me he llegado a dar cuenta de lo contundente que era esa palabra. Hasta ahora.

Siempre pensé que libertad e independencia eran sinónimos de hacer lo que me diera la gana. No me gusta sentirme atada y mucho menos sentirme en la obligación de hacer determinadas cosas por complacer a los demás. Obviamente estoy hablando en cuanto a las relaciones personales.

Te puedo querer, y mucho, pero no quiero que compartamos todo juntos. Quiero que cada uno tengamos nuestro espacio y nuestro círculo de amistades. No te quiero imponer mis aficiones para que pruebes si te gustan o no, ni quiero que lo hagas conmigo. Por ejemplo, si tienes dos entradas para el fútbol, no la malgastes conmigo (sabiendo que no me gusta ese deporte), disfrútalo con alguien que comparta tu misma afición, al igual que haré cuando quiera ir al concierto de este cantante que me encanta y que tú ligeramente soportas cuando pongo sus canciones en el coche.

Quiero que, si algún día no podamos vernos, que no suponga un suplicio, no quiero que saques el tiempo de debajo de las piedras para verme un rato y agobiado. En serio, no pasa nada si no nos vemos todos los días porque estemos ocupados, así cuando nos veamos, nos cogeremos con más ganas. Pero quiero que, teniendo todo el tiempo del mundo, decidamos vernos porque lo deseamos y no porque es “lo normal en una relación”.

Quiero que si planeamos un viaje con nuestros amigos, cada uno por su lado, tengamos total confianza el uno en el otro. Si estamos juntos, es porque nos queremos y confiamos en que no nos faltaremos el respeto.

No quiero que te bebas los océanos por mí. Si no tengo la razón, razónalo conmigo para que lo entienda y mejorar esa parte tan cabezota que tengo. Sé que a veces puedo ser irritante y enfadona, pero te pido paciencia.

Y quiero que ante todo, a parte de ser mi pareja, sigas siendo mi amigo, porque las relaciones que perduran son aquellas en las que nacieron de una amistad.

 

Srta Maravilla

Srta Maravilla
Srta Maravilla
srtamaravilla@loquemeencantariadecirte.com