El día que decidí irme, fue para no volver a mirar atrás, para dejar allí todo lo que mi vida no necesitaba. Quería paz, tranquilidad, sosiego. Estaba viviendo un desenfreno de emociones que no me estaba trayendo buenas sensaciones. Siempre estaba rodeada de gente, pero me...